El mercado argentino cerca de recibir al primer camión 100% eléctrico

Hace pocos días se presentó de manera oficial al primer pesado en utilizar energía completamente sustentable para su funcionamiento. Conocelo y mirá sus características.

Volkswagen volvió a ser noticia esta semana luego de haber desarrollado un evento en Escobar donde presentó de manera oficial al e-Delivery, un utilitario que se pondrá a la venta en Argentina en el 2023 y que se convertirá en el primer pesado totalmente eléctrico en lanzarse en nuestro país. Habrá dos versiones disponibles: el e-Delivery 11 toneladas 4×2 y el 14 toneladas 6×2.

Escuchá la columna de Ariel Berra en Agrolink Radio

El e-Delivery de Volkswagen ya se había presentado a nivel mundial a mediados del año pasado y poco tiempo después empezó a producirse en Brasil, país donde ya se comercializa.

La versión 14 toneladas 6×2 dispone de un motor que entrega 300 kW con un torque máximo de 2.150 Nm desde cero rpm. Está equipado con suspensión neumática de serie, satisface las más variadas aplicaciones urbanas. Esta versión tiene un peso bruto total de 14.300 kg y su capacidad máxima de carga útil, sumada a la carrocería, alcanza los 9.055 kg. El e-Delivery cubre una amplia gama de aplicaciones en el segmento de camiones ligeros con sus modelos de 11 y 14 toneladas de PBT.

Por su parte el e-Delivery 11 toneladas 4×2 es el modelo más liviano de la familia eléctrica de Volkswagen. Está equipado con un motor que entrega 300 kW con un torque máximo de 2.150 Nm desde rotación cero. Equipado con suspensión neumática de serie, satisface las más variadas aplicaciones urbanas y dispone de seis módulos de batería y, opcionalmente disponible con tres módulos, según la autonomía requerida para la operación. Esta versión tiene un peso bruto total de 10.700 kg y su capacidad máxima de carga útil, sumada a la carrocería, alcanza los 6.320 kg.

Este modelo también sorprenderá al mercado con una calibración meticulosa para un funcionamiento severo, su motor también entrega 300 kW y torque de 2.150 Nm. Su suspensión neumática permite suspender uno de los ejes para generar aún más economía en la operación. También es muy versátil en sus aplicaciones y puede recibir seis o tres módulos de batería según los deseos del cliente. Tiene un peso bruto total de 14.300 kg y su capacidad máxima de carga útil, sumada a la carrocería, alcanza los 9.055 kg.

Con una opción de seis o tres paquetes de baterías, la ingeniería inteligente del e-Delivery se traduce en una autonomía de hasta 250 km, dependiendo de la configuración del vehículo y la aplicación. Su freno regenerativo de tres etapas puede usar hasta un 40% de la energía para desacelerar. Esta solución se construyó de acuerdo con las condiciones reales de las operaciones urbanas.

Hay varios sistemas inteligentes detrás de la operación que intercambian información entre sí casi instantáneamente. La actividad de estos componentes comienza en cuanto el conductor arranca el vehículo y llega al centro de control, que interpreta el mensaje de que es necesario activar la batería de alto voltaje para que el e-Delivery empiece a funcionar. Estos datos se comparten con el sistema de gestión de la batería, que actúa controlando su ritmo de funcionamiento. Entonces la energía va al centro de distribución, que la comparte con todos los demás componentes de alta tensión, como el inversor de tracción del motor eléctrico, que se encarga de controlar la potencia y el torque del vehículo.

Cuando el motor comienza a funcionar, su potencia en el e-Delivery va directamente al cardán, que la distribuye al eje de tracción del camión, sin utilizar transmisión. A partir de ese momento, es como cualquier otro camión: las ruedas del e-Delivery comienzan a girar y el vehículo eléctrico comienza a funcionar.

Todo el proyecto del e-Delivery se construyó en torno a baterías, en módulos, en una arquitectura verdaderamente flexible. Este diseño concebido por la ingeniería de la marca es único y patentado, con un mejor aprovechamiento del chasis para apoyar la tecnología eléctrica de manera innovadora. Es un nuevo concepto de camión eléctrico. En esta configuración en módulos, la parte delantera aloja la cabina y los equipos auxiliares. Entre los ejes están las baterías, trabajando esta distancia para maximizar el área de almacenamiento de energía.

Por último, está el tren de fuerza: se trata de un camión con motor de tracción eléctrica colocado en la parte trasera del vehículo, una novedad en el mercado. Toda esta arquitectura supera el desafío de proporcionar capacidad energética adaptada a la aplicación de los clientes, con solidez y confiabilidad.

Con más del 96% de eficiencia energética, el motor de tracción del e-Delivery impresiona por su potencia y fuerza. El vehículo entrega su torque máximo ya a bajas revoluciones. Ofrece hasta 300 kW de potencia y no requiere el uso de transmisión debido a su alto torque que se transmite inmediatamente al eje de tracción. Según su configuración, el camión eléctrico VW puede arrancar en rampas de hasta un 28% sin ninguna dificultad. La misma fuerza que tiene para acelerar se refleja en el frenado regenerativo.

Este rendimiento es el resultado de una cuidadosa calibración para operaciones severas. Sus curvas de torque y potencia son únicas y sin precedentes, capaces de satisfacer una amplia gama de aplicaciones. Es un motor síncrono de imanes permanentes de corriente alterna. Su diseño es único, hecho para ser liviano y operar dentro de la arquitectura modular flexible de Volkswagen Camiones y Buses. El vehículo también incluye un inversor de tracción, que actúa como el cerebro del motor, recibiendo órdenes sobre cómo debe actuar el motor. Es el dosificador de potencia y torque.

Con una opción de seis o tres paquetes de baterías, la ingeniería inteligente del e-Delivery se traduce en una autonomía de hasta 250 km, dependiendo de la configuración del vehículo y la aplicación. Su freno regenerativo de tres etapas puede usar hasta un 40% de la energía gastada para desacelerar. Esta solución se construyó de acuerdo con las condiciones reales de las operaciones urbanas. Detrás de esta energía se encuentran las baterías de iones de litio con diseño optimizado para que los conjuntos sean más livianos a la vez que ofrecen una de las mejores densidades de energía del mercado. Además, no contienen níquel, cobalto ni manganeso, lo que las convierte en la opción más sostenible.

Están refrigeradas con agua, con control de temperatura para prolongar su vida útil y también se pueden calentar si es necesario. Todo esto de una forma completamente segura. El e-Delivery opera con una tensión nominal de 650V. Todos los componentes del vehículo fueron diseñados para funcionar de manera eficiente y se activan solo cuando es necesario. El e-Delivery admite la carga de corriente continua de hasta 150kW de potencia, muy por encima de la mayoría de las opciones disponibles en el mercado, lo que reduce significativamente el tiempo de inactividad del vehículo en las estaciones de carga y aumenta la disponibilidad del usuario. Para el funcionamiento, el estándar de salida es internacional, el CCS-2, seguido también por el mercado europeo y por la mayoría de las montadoras de vehículos eléctricos.

El nuevo Volkswagen e-Delivery tiene alrededor de 100 sensores y nuevos controles electrónicos para hacer que el vehículo sea aún más eficiente. La novedad lleva consigo tecnología de punta con los sistemas de inteligencia a bordo más refinados. Las soluciones van desde la regeneración de la energía de frenado hasta controles más efectivos para el aire acondicionado. Ya sea automáticamente o por elección del conductor, el e-Delivery siempre opera con una máxima eficiencia. Uno de los mayores activos del vehículo es su sistema de regeneración del motor, capaz de recuperar más del 40% de la energía durante la frenada, que se utilizará para recargar las baterías.

El freno regenerativo ayuda al freno de servicio, con el fin de proporcionar la máxima desaceleración del vehículo y menos desgaste de los componentes, lo que reduce en gran medida los costos de mantenimiento y aumenta la disponibilidad del vehículo en funcionamiento. Desde una tecla en el panel, el conductor puede elegir entre tres etapas, variando la intensidad de acción del sistema. Otro diferencial es el Eco-Drive Mode, activado por el conductor cuando necesita ahorrar batería. Con este comando, el vehículo ajusta automáticamente su rendimiento en funcionamiento, entregando solo lo necesario y aumentando su autonomía.

La inteligencia del vehículo va aún más lejos: el e-Delivery viene equipado de serie con un inclinómetro, un sensor de inclinación que analiza el estado topográfico y envía el mensaje al motor, todo de forma automática. Combinado con el sistema auxiliar de arranque en rampa (HSA), se convierte en el sueño de todo conductor. El camión tiene suficiente fuerza y potencia para subir pendientes de hasta un 28% sin ninguna dificultad.

Lee también: Incertidumbre por el futuro de una importante pick up de industria nacional

Seguridad a toda prueba

El e-Delivery ha sido probado en las situaciones más extremas y su desarrollo contempla soluciones para cualquier inquietud que pueda tener durante su funcionamiento. Durante las sesiones de recarga, el e-Delivery mantiene el enchufe bloqueado con el cargador para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento del sistema.

En caso de cualquier anomalía, el flujo se interrumpe automáticamente y la causa del problema se puede identificar a través del ordenador de a bordo del vehículo. El vehículo se puede recargar en cualquier condición climática. Llueva o haga sol, no hay peligro para el usuario al operar este camión eléctrico. La composición de la batería es la más segura del mercado, más estable y con mayor resistencia a temperaturas más altas. Su construcción también asegura la protección contra el agua. Es extremadamente seguro, ha sido probado y aprobado rigurosamente.

Como cualquier vehículo eléctrico, los cables de alta tensión están identificados en color naranja y tienen blindaje reforzado. En el e-Delivery, hay unos 50 metros de este cable con un guion muy específico para minimizar riesgos. Las conexiones de acople rápido facilitan el cambio de cualquier componente de forma segura. Estas conexiones y componentes energizados no son de fácil acceso para el usuario final, por motivos de seguridad de la aplicación. Un gran diferencial del e-Delivery está en su sistema de dirección, con un extra de seguridad garantizado con la adopción de una doble bomba hidráulica, que funciona en redundancia y garantiza una conducción normal incluso en caso de avería de uno de los equipos.

Y la atención ya está en el futuro también: para aquellos países donde la legislación así lo requiera, el e-Delivery ya está equipado con un sistema para emitir un sonido similar al de un camión diésel, con la función de alertar a las personas cercanas de la presencia del vehículo. Se puede apagar en regiones con restricciones de ruido, como áreas hospitalarias. El Volkswagen e-delivery será una de las grandes novedades para el 2022. al igual que su nueva línea de camiones pesados Meteor.