lluvias

Con un sector plenamente esperanzado con el regreso de la normalidad, las proyecciones de lluvias no se alinean con esas expectativas. 

El Servicio Meteorológico Nacional publicó las proyecciones climáticas para febrero, marzo y abril, e indican que las lluvias están por debajo de lo normal, mientras que las temperaturas se posicionarán por encima del promedio en muchas zonas. 

Lee también: Soja: la Bolsa de Cereales recortó la estimación de producción por altas temperaturas y la falta de lluvias 

Claros indicios que el fenómeno de La Niña seguirá marcando el destino del final del ciclo de la soja y el maíz, abarcando también parte de la cosecha de estos cultivos. 

Pronóstico para enero, febrero y marzo

Lluvias

Bajo un gradiente de situaciones, el Servicio sostiene que las precipitaciones serán “Inferiores a la normal” sobre el sur del Litoral y este de Buenos Aires; “Inferiores a la normal o Normal” en Córdoba, sudoeste de Santa Fe, oeste de Buenos Aires, La Pampa y centro-oeste de Patagonia y  “Normales o superiores” sobre las provincias del NOA y extremo sur de Patagonia.

Al respecto, los expertos citan que, especialmente sobre el centro y norte de Argentina, se sugiere el seguimiento de los pronósticos y/o alertas de más corto plazo ya que se espera “la ocurrencia de eventos de lluvias y/o tormentas localmente intensas que puedan provocar diferentes tipos de daños o inconvenientes en forma temporal”.

Lee también: Basterra se reunió con los acopiadores por el conflicto que paraliza el transporte de granos

Temperaturas

Los registros térmicos también son un parámetro clave para definir el impacto y devenir sobre los cultivos más tardíos sembrados en todas las regiones.

Al respecto, los datos analizados por los especialistas indican: “Temperaturas superiores a la normal” sobre el este de Buenos Aires; “Normales o Superiores” sobre el sur del Litoral, Córdoba, oeste de Buenos Aires, La Pampa y centro-norte de Patagonia y “Normales” sobre todo el norte del país, Cuyo y extremo sur de Patagonia.

Sobre este apartado, advierten que sobre primera parte del trimestre “no se descarta la probabilidad de registrar una mayor frecuencia de temperaturas máximas extremas, especialmente en la zona central y sur del país”.