Exportación de carne: aunque esperada, se trata de una medida que «baja las expectativas del productor»

En diálogo con Agrolink Radio, el asesor ganadero Carlos Kohn indicó que la medida que regula la exportación de carne afecta al productor y no impacta en el consumidor.

carne metano

El primer lunes del 2022, y tal como se esperaba, comenzó con la resolución que regula la exportación de carne. Esta dicta que hasta el 2023, siete cortes están en «reserva para el mercado interno», mientras que la vaca conserva fue liberada para la exportación a China.

Carlos Federico Kohn, licenciado en Gestión de Empresas Agroindustriales y asesor ganadero, dialogó con Agrolink Radio y explicó cómo esta medida impacta en la producción y en el mercado. Según el especialista, esta decisión es una prórroga de la Resolución creada en mayo del 2021 sobre la suspensión de exportación de carne de siete cortes populares.

Escuchá la nota completa

Lee también: El Gobierno limitó las exportaciones de siete cortes de carne hasta el 2023

Aunque ya se sabía lo que podía llegar implicar la nueva medida, para muchos se trata de algo positivo ya que los cortes prohibidos para la venta al exterior- los parrilleros- nunca tuvieron ese destino. Sin embargo, para Kohn «no hay que reír, ni llorar«, pero sí comprender que esta medida tiene un impacto negativo en los productores ganaderos, ya que este tipo de producción es a largo plazo. «Las expectativas de los productores bajan cuando hay medidas como éstas«, señaló.

En ese sentido, el asesor ganadero explicó que la medida tiene mayor impacto en lo «anímico» del productor y ningún impacto en los precios, es decir, que los cortes que fueron prohibidos para exportar hasta el 2023, no cambia la ecuación ya que son «cortes que prácticamente no se exportan» y los precios no bajaron.

¿Bajaron los precios?

Para el especialista, las medidas de suspensión de exportación de carne no influenciaron en nada la baja de precios de los cortes al consumidor. En ese marco, explicó que el Gobierno hizo acuerdos con grupos de frigoríficos que «ha demostrado la ineficiencia de los mismos, ya que no ayudó, ni llegó a toda la gente».

«La participación de los supermercados de la venta de carne va cayendo cada vez más. La gente compra en las carnicerías de barrio, no en los supermercados«, afirmó.

Lee también: Nicolás Pino: «El mejor escenario es una exportación libre que deje fluir la demanda y la oferta de productos»

Para Kohn, el Gobierno debería tomar «medidas concretas» y ejemplifica que una de ella sería «lanzar ofertas semanales» en las carnicerías. «Prohibir cortes para bajar los precios, es una medida inconcreta ya que no tienen impacto real en el bolsillo de la gente, pero tiene un gran impacto negativo en el productor», apuntó.

«En Argentina existen 40 cortes vacunos, muchos de ellos son muy accesibles y económicos. Por ejemplo, el corte Kosher, lo pagan muy bien. Muchos productores han logrado exportar este tipo de carne y luego venderlo en el mercado interno a precios accesibles», relató.

Las entrelíneas positivas de la medida

Carlos Kohn indica que uno de los conceptos positivos de la medida que lleva la firma del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, fue que se habilitó la exportación de la vaca conserva. «Creo que han entendido que este tipo de carne no se consume en el mercado interno«, apuntó.

Y, por otro lado, la Resolución 302/21 señala que se habilitarán nuevos cupos para que aquellos productores que quieran exportar puedan inscribirse al listado.