Ley de Agroquímicos en La Pampa: ¿habrá que pedir autorización al municipio para aplicar?

El conflicto por la prohibición de comercialización parece haber terminado pero ahora los productores se enfrentan a una Ley “restrictiva” que los preocupa y los llevó a pedir ser parte de la comisión que la debatirá en los próximos días.

La semana pasada el Gobierno de La Pampa dio marcha atrás con la prohibición a la venta de agroquímicos. Sin embargo, dos días después mandaba a la Cámara de Diputados un proyecto para actualizar la Ley de Agroquímicos. Y ahora, después de tener que viajar a Buenos Aires para comprar fitosanitarios, se preguntan si podrán aplicar o no en sus campos o si tendrán que pedir una autorización al Municipio para hacerlo.

Es que la Ley que ingresó el jueves en la Cámara de Diputados de La Pampa tiene algunos puntos que preocupan a los productores locales. Joaquín Moreno es presidente de la Sociedad Rural de General Pico y, en diálogo con Radiocampo -por Radio Colonia- aseguraba que “los primeros interesados en que se regulen las aplicaciones” son los productores. De hecho, cuenta, participaron en la confección de la Ley que hoy está vigente, y se capacitan en Buenas Prácticas y manejo sustentable con frecuencia.

Ahora, con el proyecto dentro de la Legislatura provincial, se dispusieron a formar una comisión técnica que incluye a instituciones gremiales y técnicas de La Pampa. Juntos analizaron el proyecto y, según advierte, encontraron algunos ítems que “consideramos que no están avalados por la ciencia, sino que se escriben sin criterio ni sustento”. Uno de ellos, dice, es la zona de exclusión en áreas periurbanas.

La Ley que buscará salir a la luz estipula que no se puede aplicar a menos de 500 metros de comunidades, pero además marca que para hacerlo 2.500 metros más allá (que sólo podrá ser de forma terrestre) habrá que contar con una autorización del Municipio correspondiente.

“Estamos hablando de 14.000 o 15.000 hectáreas, y sería dificilísimo que un Municipio pueda controlar eso, además de que afectaría muchísimo a la rapidez y urgencia de los procesos de pulverización”, aseguraba, y llamaba a imaginar a un productor que tiene que atacar una plaga de forma urgente, no tiene tiempos para ir al pueblo, pedir una autorización, esperar a que la otorguen. “Son tiempos que no se condicen con el productor y van a sobrepasar la capacidad de atención del municipio”, agregó.

En esa línea, Moreno contó que, tal como es habitual en otras zonas, en La Pampa también los campos que rodean los pueblos son los de pequeños productores. “Serán los primeros en recibir el impacto y los más afectados por esta resolución”, dijo.

Organizados, los productores de la provincia pidieron audiencias a los legisladores para participar de las comisiones. Por ahora, adelantan, tienen el visto bueno de los que pertenecen al oficialismo y la oposición, y esperan que sea un espacio adecuado para introducir cambios que considere pertinentes al proyecto. “Queremos favorecer al ambiente, poder producir y tener una Ley avalada por la ciencia”, concluyó.

Escuchá la nota completa: