Productores pecaneros avizoran una buena campaña

La floración viene bien. No obstante, son cautos y aseguran que todo depende del régimen de lluvias, del no impacto de fenómenos climáticos severos como granizo o fuertes vientos.

nuez pecán

Desde el Cluster del Pecán verificaron que en todas las zonas productoras persiste una gran desuniformidad en la brotación de las plantas y que lo mismo está ocurriendo en la floración. Tal cosa podría tener algún efecto sobre la polinización por la falta de sincronización floral, aunque, -poderan-, es todavía muy temprano para determinarlo.

En otro tramo del informe cuentan que se está recuperando el régimen de lluvias cercano a la normalidad y los perfiles de suelo comienzan a mejorar humedad, pero en muchas zonas todavía sigue siendo bajo por lo que se debe seguir monitoreando humedad y regar en caso de ser necesario. Es clave mantener un estado hídrico adecuado del cultivo durante esta etapa de floración, polinización y cuaje.

En la zona Litoral y Centro del país habrá que estar muy atentos al desarrollo de enfermedades foliares, más que nada sarna, ya que con las pocas lluvias acaecidas ya hay incipientes desarrollos y se pronostica un noviembre con lluvias.

También en forma más frecuente se están produciendo diversos fenómenos meteorológicos como caída de granizo, heladas tardías y vientos muy fuertes que podrían afectar el desarrollo y productividad de nuestros montes.

En principio, y por lo que observan desde el Cluster, esta campaña augura una floración abundante que podría traducirse en una buena producción si no tuvieran impactos muy negativos los fenómenos mencionados anteriormente.

Del archivo de AgroLink: Sudamérica busca consolidarse como un polo de investigación en pecán para competir en el mercado mundial