perro ganado

Tras varios ataques a majadas en el sur argentino, principalmente en Río Negro, los productores quisieron apostar por la raza de perros Maremmano para proteger su ganado de posibles ataques de animales salvajes.

La incorporación de perros protectores en la provincia rionegrina surgió a modo de encontrar una solución a los ataques de carnívoros nativos como los pumas. Si bien el perro es un animal fiel al humano cómo mascota, en estas oportunidades será el amigo de otro animal y no será el acompañante de un hombre.

Lee también: La cadena de la carne genera 400 mil empleos y 100 mil familias viven de su exportación

A este tipo de perros, no se los cría para que obedezcan a sus amos, sino para que la verdadera relación la tengan con el animal a proteger. Al nacer, se los acostumbra a coexistir con la especie que van a resguardar y así será para todo su ciclo de vida, por ejemplo si protegen ovejas, nunca podrán cuidar a los chivos.

perros ganado
La raza Maremmano, un perro guardián.

En ese sentido, mediante una iniciativa conjunta entre la Cooperativa Agropecuaria La Amistad del Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Pilcaniyeu y el Ente para el Desarrollo de la Región Sur lograron en 2019 capacitar a los productores y obtener los primeros perros. A partir de allí, los productores de la zona comenzaron a adoptarlos.

Actualmente son 41 perros adquiridos por los ganaderos para proteger su ganado y cuidar el trabajo de las familias productoras.

Las razas protectoras del ganado argentino

En nuestro país, las razas que mejor se adaptan a estas necesidades son el Gran Pirineo-también conocido como perro de montaña de los Pirineos-, el Mastín del Pirineo, el Kuvasz y el Maremmano-Abruzzesse (o Pastor de Maremma), todas con un instinto de protección muy desarrollado.

perros ganado

Al tener más desarrollado ese instinto de protección, por el que ahuyenta y no mata a los predadores, se terminan convirtiendo en una gran ayuda. Además, su presencia en el ganado evita el empleo de otras herramientas más invasivas o letales, como armas, trampas o venenos que, además, son ilegales.

Lee también: VIDEO: las impactantes imágenes de ovejas atacadas por pumas y zorros en el sur

Los daños en números

El daño por ataque se da mayormente en majadas de ovejas, con pérdidas que alcanzan en promedio el 7% del número total de animales; en el caso del ganado vacuno, este porcentaje no alcanza al 1%.

Fuente: Línea Sur Noticias