Era algo que se preveía pero siempre hay que esperar a la confirmación oficial, más si se trata de un vehículo que llega importado. Hace pocas horas Ford confirmó la llegada de la Maverick a Argentina para el 2022. Se trata de la flamante pick-up compacta de la compañía que se develó hace poco tiempo. El anuncio lo hizo Daniel Justo, el presidente de la marca en Sudamérica. Llegará para batallar en un segmento donde la Fiat Toro es la gran referente.

Escuchá la columna de Ariel Berra en Agrolink Radio

Teniendo en cuenta las distintas alternativas de pick-up que ya comercializa Ford en el país, hay que decir que la Maverick será la base de toda la escalera. Esto significa que se colocará por debajo de la Ranger, Ranger Raptor, F-150 y F-150 Raptor.

El valor y las distintas configuraciones que estará disponibles para el mercado argentino recién se darán a conocer el año que viene con el lanzamiento oficial de esta camioneta que llega producida desde México. Vale recordar que con este país hay un acuerdo bilateral, por lo tanto todos los modelos que llegue de ahí están liberados del 35% de impuesto para vehículo llegados de extrazonas.

Volviendo a lo que es en sí la Maverick, hay que decir que cuenta con un diseño muy llamativo inspirado en la nueva generación de la F-150. Eso se puede ver claramente en los faros Full Led frontales y en la parrilla bien robusta que adopta.

En su interior toma varios elementos provenientes de la Bronco Sport, otro modelo que ya se vende en Argentina. A su vez, con este todoterreno de la firma comparte plataforma. El volante y los controles del aire acondicionado son los mismos, y el instrumental tiene también dos relojes analógicos y una pantalla digital, pero con gráficos diferentes. Del SUV también “copió” la selectora de cambios giratoria.

En cuanto a dimensiones hay que decir que la Maverick mide 5,07 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,74 de alto, con una distancia entre ejes de 3,07 metros. La capacidad de carga de esta camioneta de Ford es de 680 kilos y si de volumen hablamos es de 942.

Existen tres versiones en el mercado estadounidense: XL, XLT y Lariat. Todas llevan una motorización híbrida, compuesta por un motor naftero 2.5 litros de 164 caballos de potencia a 5.600 rpm y un eléctrico de 128 CV. La potencia total combinada es de 193 CV. Todo acoplado a una caja automática de variación continua (CVT) y con tracción delantera. Según Ford, tiene 805 kilómetros de autonomía gracias a un consumo de 17 kilómetros por litro.

Para los que quieran más potencia, Ford ofrece versiones con un motor naftero 2.0 litros turbo de 253 caballos. En ellas, la fuerza se transmite a los dos ejes (tracción 4×4) a través de una transmisión automática de ocho velocidades. Y en este caso, la suspensión trasera es multibrazo.

El equipamiento de serie incluye pantalla táctil de 8 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto, luces de Led, frenado automático de emergencia, cámara de marcha atrás, dirección eléctrica, iluminación diurna, siete airbags, levantavidrios eléctricos, tapizados de tela, aire acondicionado manual y display digital de 4,2 pulgadas en el instrumental.

Avanzada la gama, añade llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas, control de velocidad crucero, espejos laterales con ajuste eléctrico, aire acondicionado automático de doble zona y tapizados de cuero, entre otros elementos.