En los últimos días hubo repercusiones favorables como negativas sobre los dichos de Marcelo Alós, secretario de Alimentos y Desarrollo Regional, seguido del artículo publicado en Página 12 por el economista Alfredo Zaiat. El ingeniero agrónomo y productor agropecuario Silvio Montenegro lanzó un comunicado por el «bombardeo de mentiras sobre el campo».

«Las declaraciones de Marcelo Alós, como las publicadas por Página 12 se convirtieron en los bombarderos que surcaron los cielos de todos los campos Argentinos con el objetivo de seguir mal informando intencionalmente, para acrecentar, como desde el 2005, el odio hacia los productores agropecuarios«, expresó Montegro.

Lee también: «La nota de Zaiat es una provocación con débil argumento técnico que solo muestra las intenciones de aumentar las retenciones»

Además, señaló que «un secretario de Desarrollo Regional no puede desconocer el abandono de las fincas vitivinícolas de Mendoza, la penuria para poder mantenerse en la actividad de los Tabacaleros de Goya, que hace más de un año no pueden cobrar el Fondo Nacional del Tabaco que les corresponde por ley».

El ingeniero agrónomo hizo hincapié en frases del artículo de Zaiat como «fabulosas ganancias»; «márgenes brutos más elevados en lo que va del siglo»; «política oficial proagro» y referencias a «actores que les resulta insoportable para sus almas bellas que los mejores años del negocio en el campo coincidan con gobiernos que detestan», luego de citarlas aseveró: «Sin un solo número, son solo palabras de un relato que se destruyen con el cuadro que realicé«.

Cuadro resumen de la descomposición del precio de exportación de la soja, realizado por Montenegro.

«A pesar del aumento de los precios internacionales (51.48%) el precio al productor se redujo en 53,86 u$s/tn (-21.55%) y el Estado cobra 234,84 u$s/tn más (267.13%) ¿Quién se benefició con el aumento de los precios internacionales? ¿Cuántos productores más tienen que desaparecer para que se acaben las mentiras?», concluyó Montenegro.