El Oi Seaside Park Forest es el estadio de hockey de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Cuenta con una cancha principal y otra secundaria a base de recursos sustentables.

Los campos de juego están hechos en un 60% de caña de azúcar, lo que le permite reducir a un tercio la cantidad de agua utilizada, en comparación con anteriores ediciones de los Juegos Olímpicos. A partir del uso de distintas tecnologías se busca minimizar el impacto medioambiental.

Traducción: C02, Ahorro en 4 cubiertas. 112 toneladas de ahorro iguales a 112 toneladas de dioxido de carbono. El campo de hockey Tokio Poligras GT usa un 60% de bio polietileno lo que es igual a 22 hectáreas de un bosque alemán.

Los céspedes eficientes en el uso del agua se asientan sobre una almohada de choque hecha a base de neumáticos reciclados de camiones y automóviles. Este caucho se une con un tipo de polietileno renovable el cual utiliza dióxido de carbono (C02) como materia prima, lo que evita que ingrese a la atmósfera.

Lee también: Nuevas herramientas para el monitoreo de cultivos de sorgo y maíz

Medallas sustentables

Las medallas olímpicas de Tokio 2020 están hechas con seis millones de componentes de celulares viejos. En total, Japón logró reciclar de los antiguos dispositivos: 32 kilos de oro; 3.500 kilos de plata y 2.200 kilos de bronce.