carbap

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) realizó un Consejo Abierto de Productores el sábado pasado en Olavarría para analizar el impacto negativo del cierre a la exportación de carne decretado por el Gobierno y la situación del mercado triguero.

La reunión fue realizada en el predio de la Sociedad Rural de Olavarría y lo encabezó el presidente de Carbap, Horacio Salaverri junto al vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) Gabriel de Raedermaeker. Además asistieron diversos productores de ambas provincias.

Estuvo presente Gabriel Vallejos, secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FESITCARA) quien expuso que «la caída del salario real del trabajador de la carne de entre un 40 y 50 % por la menor faena«. Además, aclaró que «hay trabajadores con horario controlado y se sigue gestionando con las autoridades, para evitar volver a la situación del 2006».

carpab

Por su parte, De Raedemaeker aseveró: «Nosotros no podemos seguir insistiendo más en el camino del diálogo y de advertencia hacia un Gobierno que siempre se ha mostrado hostil con la producción«. Al finalizar el plenario, tomó la palabra Salaverri quién ratificó que no va «acompañar cualquier Plan Ganadero mientras las exportaciones estén restringidas».

En ese sentido, desde Carbap indicaron que decidieron «continuar en estado de alerta y movilización hasta que se normalice la exportación de carnes».

«Nos juntó el espanto, la adversidad y un Gobierno que no nos escucha. Pero tenemos que trabajar de manera coordinada, organizada y ampliar la base de reclamo sumando a otros sectores que están tan complicados o más que nosotros con el objetivo de dar un salto de calidad en la propuesta. La paciencia es compleja y las necesidades son muchas», concluyó el dirigente de Carbap.