Conocé Zoonrisas, la primera fundación de equinoterapia que llegó a La Rural

María Constanza Trillo, al igual que otras 30 personas, forma parte de una red de voluntarios que trabajan día a día en Zoonrisas, la primera fundación de equinoterapia en Argentina. 

Con su lema como bandera: Al lomo de un caballo para volver a sonreír, la ONG se dedica a la terapia y rehabilitación con caballos para personas con discapacidad. Fue fundada por María de los Ángeles Kalbermatter en 2015.

Su principal misión es generar sonrisas, alegría y bienestar, utilizando la recreación y el caballo como herramienta de rehabilitación en personas con discapacidades de todas las patologías y edades, para mejorar su calidad de vida, favoreciendo su inclusión social en todos los ámbitos.

Es por esto que Agrolink habló con María Constanza, sobre su labor dentro de la fundación: “El ida y vuelta entre los chicos, los caballos y los voluntarios es hermoso. Recibo muchísimo amor y ver los resultados en ellos es todo lo que quiero recibir a cambio”, manifestó.

“Tenemos el honor de trabajar con María de los Ángeles que es la pionera de la equinoterapia en toda latinoamérica. Primero creó la Asociación Argentina de Actividades Ecuestres para Discapacitados y después Zoonrisas en Campo de Mayo”, comentó. 

Los centros de equinoterapia se encuentran ubicados en Campo de Mayo -ruta 8 km 26-, y en el hipódromo de Palermo. Sobre la fundación, aclaró que trabajan con personas con cualquier tipo de discapacidad y con cualquier edad. “No hay ningún límite para poder realizar la actividad”. 

Lee más: El vivero agroforestal que busca expandir una ley provincial clave

“Desde el primer momento que están con los caballos, los chicos cambian su predisposición, les cambia el humor, se relajan y disfrutan el momento a su modo”, opinó Trillo sobre el contacto permanente que existe entre los caballos y las personas. 

Respecto a la capacitación como voluntaria, Trillo declaró que está en constante actualización con todas las nuevas posibilidades que hay para ayudar a los chicos. 

Asimismo, y con el objetivo de formar nuevos administradores de centros de terapia asistida con caballos, realizan cursos teórico prácticos con profesionales de distintas especialidades relacionadas con la discapacidad.

Desde La Rural queremos fomentar la actividad y que se anime cualquier persona que desee montar y estar en contacto con los caballos porque es sumamente gratificante”, cerró María Constanza. 

“Aspiramos a crear conciencia sobre la necesidad de la inclusión y fomentación de la persona con discapacidad en todo proyecto que lo beneficie”, sostienen desde la página oficial de la fundación.