exportaciones

Luego de que el Gobierno anunciara las nuevas medidas de intervención en el mercado de las carnes, que incluye la creación de un registro de exportaciones de carnes, cereales y oleaginosas para verificar que las empresas que vendan proteína animal al exterior cumplan con requisitos de solvencia, la Mesa de Enlace se expresó rechazando esta política. 

El comunicado

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias manifiesta su más absoluto rechazo a la
reinstauración del Registro de Exportaciones, en este caso para la carne, y demás medidas
intervencionistas anunciadas hoy, instrumentos todos que ya se implementaron en el pasado reciente con resultados contraproducentes para la producción, la actividad y el empleo.

Detrás de estas medidas se esconde la visión equivocada según la cual la suba generalizada de precios responde a que el mercado de los alimentos presenta tensiones entre la exportación y el mercado interno.

A la inflación se la debe atacar por sus verdaderas causas, no por sus efectos. La causa de la inflación, incluido el aumento de los precios de los alimentos, es el exceso de emisión monetaria como consecuencia de un gasto público galopante y de baja calidad, producto a su vez de un Estado sobredimensionado e ineficaz.

Lee también: Paula Español advirtió que podrían subir las retenciones a la carne: «Necesitamos cuidar la mesa de los argentinos»

Seguir generando más burocracia innecesaria con registros e instrumentos ya fracasados es lo contrario a la necesidad de generar expectativas positivas sobre la producción y la inversión.

En momentos en los que los productores necesitamos reglas de juego claras, para poder seguir nuestra actividad para que los argentinos y el mundo cuenten con los alimentos que
producimos, alarma que el gobierno nacional siga transitando sendas erradas, tomando
medidas inconsultas que sólo profundizan la difícil situación que atravesamos. Y esa situación está atravesada por la pandemia y por los problemas que se desprenden de la errática política económica llevada adelante por el gobierno, tales como la inflación, la falta de financiamiento y los altos costos para la producción.