Impuestos y subsidios: los puntos claves del Programa de Promoción Industrial que impulsa Córdoba

Córdoba debate la ley que crea el Programa de Promoción Industrial y Desarrollo de Clústeres Productivos de la provincia. ¿Qué dice el proyecto?

ley de Promoción Industrial

Córdoba debate el proyecto de ley que crea el Programa de Promoción Industrial y Desarrollo de Clústeres Productivos de la provincia. Se trató de un encuentro conjunto de las comisiones de Industria y Minería; de Promoción y Desarrollo de Economías Regionales y Pymes, y de Economía, Presupuesto, Gestión Pública e Innovación.

“La iniciativa se gestó hace 6 meses y se trabajó cada detalle en conjunto con el sector industrial y sectores empresarios. Es fruto de un trabajo de articulación de los sectores público-privado”, dijo el ministro de Industria, Comercio y Minería de la Provincia, Eduardo Accastello.

El ministro destacó que el objetivo del proyecto “es seguir promoviendo el aumento de las capacidades productivas de Córdoba y el fomento de la industria local a favor de una evolución productiva territorial”.

Accastello expresó que “con la sanción de esta ley, Córdoba contará con la ley de promoción industrial más progresista, innovadora, integral y mejor adaptada a los nuevos tiempos que existe en toda la República Argentina”.

Lee también: ¿Los argentinos tenemos buenos hábitos alimenticios? Un relevamiento de los últimos 5 años muestra los cambios más profundos

La nueva ley, señaló el ministro, “estimula el nivel de inversión, la generación de empleo, tecnologización, internacionalización, clusterización y procesos de economía circular de la industria”.

La iniciativa tiene como eje rector la creación de la “Matriz Productiva Córdoba 2030” y prevé asistencia técnica y aportes para impulsar la creación y consolidación de clusters industriales. También tiene como objetivos lograr el ordenamiento territorial y la creación de parques industriales y de una red de municipios industriales, e impulsa la idea de que cada pueblo y cada ciudad deben tener un área productiva.

Además, otorga beneficios para emprendimientos con tecnologías de industria 4.0, inversión en activos fijos y buenas prácticas industriales, como iniciativas de economía circular, reciclado y gestión de la calidad.

El proyecto, iniciado por el Poder Ejecutivo provincial, incluye exenciones impositivas, que aumentan cuando una empresa se instala en parques industriales, en lugares desfavorables y en zonas que reciben algún tipo de incentivo especial, como el norte provincial.

La iniciativa continuará siendo tratada en próximas reuniones de comisión. El encuentro fue presidido por las legisladoras María Elisa Caffaratti y Daniela Gudiño, y el legislador Leonardo Limia.

Lee también: La problemática de los tambos pequeños: «La solución no es ponerles un robot, sino ayudarlos a no desaparecer»

Puntos destacados del Proyecto

El proyecto de ley exime a las actividades productivas incluidas del pago de los Impuestos de Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario por 10 años. Esta exención aumenta a 15 años si la empresa se instala en un parque industrial o en zonas desfavorecidas.

Asimismo, subsidia por cinco años a cada nuevo trabajador que se contrate por jornada completa y tiempo indeterminado. El subsidio será de tres mil pesos en los dos primeros años, 2.100 pesos en el tercer y en el cuarto años y de 1.500 pesos en el quinto año.

El subsidio se incrementa en hasta 50 por ciento cuando se incorporan mujeres y para empresas radicadas en Parques Industriales y zonas desprotegidas, el subsidio se extiende a 7 años y se incrementa el aporte del subsidio.

La iniciativa prevé, asimismo, una asistencia técnica especial para ayudar a los clusters a detectar oportunidades, a mejorar logística y achicar estructuras de costos e impulsar la gestión e innovación.

En cuanto a la energía, el proyecto prevé subsidiar por cinco años los consumos energéticos incrementales –con excepción de las empresas electrointensivas– en un porcentaje equivalente a 25 por ciento para los dos primeros años, a 15 por ciento para el tercer y para el cuarto año y a 10 por ciento para el quinto año.