Según señala el Informe de la industria de maquinaria agrícola del primer trimestre de 2021, elaborado por el INDEC, las unidades vendidas de tractores experimentaron un alza del 26,8%, mientras que las cosechadoras presentaron una caída del 25,4% en comparación con igual trimestre del año anterior.

Por su parte, las pulverizadoras autopropulsadas y de arrastre experimentaron un alza del 117%, las sembradoras un 67,3% y los implementos 29,5%.

Para el caso de las cosechadoras, en el primer trimestre de este año se vendieron 170 unidades, lo que representa el mínimo valor para este trimestre en los últimos 5 años.

En el segmento de sembradoras, según puede observarse en el siguiente gráfico, la venta de 373 unidades en este primer trimestre representa el máximo para ese período de los últimos 5 años.

“El hecho de que el único segmento que se haya retraído en los primeros 3 meses de este año sean las cosechadoras deja en evidencia nuevamente las dificultades que enfrentan los productores y contratistas de nuestro país para adquirir la maquinaria de mayor valor”, aseguró Reynaldo Postacchini, presidente de AFAT.

“Desde la Asociación destacamos los números positivos que arroja el informe respecto de las ventas de tractores, implementos y sembradoras, pero no podemos dejar de alertar la situación que atraviesa la renovación de las cosechadoras. Sabemos que, según los estudios realizados por el INTA, en Argentina se pierden 1.300 millones de dólares como grano de soja en el rastrojo, reduciendo los márgenes económicos de cada productor y el saldo exportable del país. También sabemos que la tecnología presente en las cosechadoras de última generación puede realizar un aporte significativo para disminuir esas pérdidas, entre otras prestaciones”, agregó Postacchini.

Evolución de la venta de tractores, implementos y pulverizadoras desde 2016 a la fecha

Fuente: INDEC