Noviembre no para de batir récords con la ola de calor más intensa en 60 años

Numerosos récords de temperatura mínima y máxima se quebraron en el país durante el fin de semana. El calor intenso seguirá algunas jornadas más, pero se anticipan fuertes lluvias y tormentas en los próximos días.

la niña

Este noviembre de 2022 quedará para el recuerdo como el mes que comenzó con una extraordinaria y anómala irrupción de aire frío en el país, y culminó con un extenso periodo de altas temperaturas que batió muchos récords de temperatura mínima y máxima.

Así lo hizo saber el Servicio Meteorológico Nacional en estas últimas horas en las cuales el calor no da tregua, especialmente sobre el sector comprendido por las provincias centrales y Cuyo en donde varias regiones mantenían un nivel de alerta naranja o incluso rojo.

Los récords de noviembre quebrados durante este último fin de semana son numerosos y se extienden por distintos sectores del país. Vale recordar que los registros del Servicio Meteorológico Nacional datan en su gran mayoría del año 1961, con lo cual estamos hablando de la ola de calor más intensa en Argentina para el mes de noviembre en al menos 60 años.

Entre las ciudades que han batido su récord de temperatura mínima más alta se destacan San Luis, Mendoza, General Pico y La Rioja. Respecto a las localidades que han tenido su marca más alta jamás registrada para un mes de noviembre, podemos mencionar a Junín, General Pico, Nueve de Julio, Trenque Lauquen, Pehuajó, El Bolsón, Bariloche y Esquel.

Como dato curioso se destaca que General Pico batió ambos récords en 24 horas. La Rioja, por su parte, parece ser el foco caliente principal de la Argentina; allí las temperaturas máximas hace 4 días consecutivos que se mantienen entre 41 °C y 42 °C.

Se aguarda por un comienzo de semana sin mayores cambios respecto a las marcas a registrarse en el centro y norte de la Argentina. Excepcionalmente, algunos sectores de Cuyo, el sur de la región pampeana y el norte patagónico podrían tener una disminución temporaria con la presencia de tormentas aisladas.

Muy de a poco irá llegando un sistema frontal frío al norte de la Patagonia para el cierre de este lunes, y este podría forzar la activación de algunas tormentas localmente fuertes sobre Río Negro, La Pampa y sudoeste de Buenos Aires.

Hacia el martes este frente continuará su avance de manera tímida hacia la franja central del país. Bajo un ambiente nuevamente sumamente caluroso y húmedo, es probable la formación de chaparrones y tormentas muy dispersas, afectando el NOA, Cuyo, norte de La Pampa, Córdoba, y buena parte del centro y sur de Buenos Aires. Cabe destacar que ya para este día, el norte patagónico comenzará a experimentar un descenso de las temperaturas tras el paso del frente frío y la rotación de vientos al sur.

Mitad de semana con lluvias y tormentas en Argentina

Promediando la semana, entre miércoles y jueves, se gestará un evento más significativo de mal tiempo, con lluvias y tormentas que traerán el ansiado respiro tras tantos días de calor intenso en el centro y norte de Argentina.

Con una inestabilidad mayor en la masa de aire, potenciado por el cruce en altura de una vaguada, las áreas de lluvias y tormentas van a generalizarse e intensificarse desde el miércoles en la franja central de Argentina.

De acuerdo a nuestro modelo de confianza ECMWF, la principal activación se daría en la zona comprendida por Córdoba, San Luis, La Pampa, centro y norte de Buenos Aires, Capital Federal, y sur de Santa Fe y de Entre Ríos, con algunos focos probables de más de 50 mm de lluvias especialmente sobre la provincia bonaerense. La presencia de granizo podría acompañar a las tormentas que se generen en la región en este día.

Hacia la noche del miércoles y madrugada del jueves cabe esperar, de acuerdo al ECMWF, una fuerte activación sobre el NOA… La Rioja, Catamarca, Tucumán y Salta podrían tener fuertes tormentas localizadas durante el periodo nocturno, con abundante caída de agua.

La actividad de lluvias y tormentas probablemente pierda intensidad durante el transcurso del jueves, pero se extienda al nor-noreste de Argentina, afectando por ejemplo el centro y norte del Litoral.

Lo importante es que en estas 48 horas de mucha inestabilidad las precipitaciones y el recambio de masa de aire traerán cierto alivio tras las altas temperaturas. Un calor más normal para la época promete hacerse presente para el tramo final de la semana, bajo condiciones de tiempo mucho más estables.

Fuente: Meteored– por Christian Garavaglia