El Gobierno podría enviar una actualización del proyecto de Ley de Emergencia Agropecuaria en 2022

Agrolink Radio dialogó con Jorge Solmi, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación donde comentó acerca de la posibilidad de enviarse al Congreso un nuevo proyecto de ley.

0
25
Solmi emergencia

Con la sequía nuevamente como uno de los temas más importantes en la agenda del agro, que marca los resultados de la vieja y la nueva campaña agrícola y ganadera, un funcionario del Gobierno deslizó la posibilidad de actualizar la Ley de Emergencia Agropecuaria, cuyos fondos están desactualizados.

Así lo deslizó Jorge Solmi, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, que no descartó la posibilidad de que sea el Poder Ejecutivo Nacional el que envíe ese nuevo proyecto al Congreso el año que viene.

Solmi dialogó con Agrolink Radioy puso sobre la mesa la situación de muchas actividades productivas a nivel nacional tras los efectos de La Niña. En los últimos días el secretario visitó Carmen de Patagones, provincia de Buenos Aires, zona particularmente afectada por el fenómeno climático: la lluvia fue escasa y las temperaturas muy elevadas. A 30 kilómetros de Patagones, visitó también a los productores de Stroeder «una zona de desastre, ya no de emergencia».

Lee también: Cómo llegó María Portatti a convertirse en la primera mujer aeroaplicadora argentina

Escuchá la entrevista completa en Agrolink Radio

Tras las consecuencias que dejó La Niña y sus problemas de falta de agua en algunas provincias, recordando que entre 2008 y 2009 el campo padeció una sequía extrema, Solmi comentó que están trabajando en «una mesa de salida para que haya una sostenibilidad productiva» que pueda llevarse adelante a nivel municipal, provincial y nacional en conjunto con los productores.

A modo de prevención para este tipo de emergencias, el secretario comentó la idea de crear un banco de forraje. «Hay que tener en claro que es un ‘año Niña’ y con una afectación muy fuerte en el sector, aún no tenemos números de las pérdidas. Tenemos que tener una mirada federal de la emergencia que a todos les afecta de manera diferente«, señaló Solmi.

Lee también: El campo piensa que luego de las elecciones aumentará la inflación y la presión impositiva

Asistencias para la salida de la emergencia agropecuaria

Jorge Solmi enumeró algunos tipos de asistencia que están evaluando para llevar adelante una salida de la situación que padecen los productores. Una opción es la creación de un fondo rotatorio municipal que tiene como objetivo «salvar la emergencia».

El funcionario indicó que aún se aplica la Ley de Emergencia Agropecuaria decretada en 2003, pero que no se asemeja a la realidad económica actual. La ley N° 26.509 contempla un fondo fijo de 500 millones de pesos, pero que el dinero «ha sido desdibujado a lo largo de estos años», y que dentro de ese fondo «tenemos que cubrir incendios, sequías y todos los factores de emergencia».

Lee también: «Cuando uno desconoce al campo…»: la crítica de la oposición, luego del paso de Julián Domínguez por Córdoba

El secretario tiene una visión sobre una política de emergencia la cual debe cubrir seguros multiriesgos, parametrizados y otras formas de gestión que no incluya solamente el fondo, aunque reitera que es necesario. «No solo debe haber una pluralidad de políticas que vayan más allá de que el Estado deba hacerse cargo de la emergencia, sino también políticas preventivas de inversión, como la preservación del agua o de la forestación«, señaló.

Para el funcionario, también es necesaria una mejora en los sistemas de riego que en algunos lugares «ya están muy viejos», porque no cuentan con un tecnología y hace que el agua se desperdicie. Además indica que este proyecto es de mediano a largo plazo, que incluirían grandes inversiones y de financiamiento internacional de organismos bilaterales.

El secretario de Agricultura cree que un nuevo proyecto de Ley de Emergencia Agropecuaria debería estar incluida en la agenda de trabajo del 2022 del poder Ejecutivo y que sea derivada al Congreso para que se debata. ¿Pasará?