Plaza tranquila en el MAG, sin repunte de valores

El comienzo de semana -y de la segunda quincena de septiembre-, el MAG se comportó con la misma tónica tranquila con la que cerró la última rueda comercial de la semana anterior.

El comienzo de semana -y de la segunda quincena de septiembre-, en el Mercado Agroganadero de Cañuelas fue con la misma tónica tranquila con la que cerró la última rueda comercial de la semana anterior. Sin mayores modificaciones, el resto de las operatorias comerciales se comportaron igual.

La poca plata en los bolsillos de la gente retrajo las ventas de carne en los mostradores de carnicerías y góndolas de supermercados, lo que también provocó que los operadores del abasto y la industria continúen llenos en cámara y sin demasiada necesidad de abastecerse, por lo que la compra ejercida en el Mercado Cañuelense durante la semana, fue más por la calidad que por la necesidad.

El consumo liviano, novillitos y vaquillonas, no provocó mayor interés que él se viene dando por el momento con valores (incluso), más ajustados. La compra de la vaca de buenas condiciones (terminación y engorde), tuvo una buena participación con algo más de atractivo por parte de los compradores de esa categoría. La ausencia de una cantidad importante de matarifes y abastecedores en las pasarelas del MAG fue también la tónica que se puso de manifiesto en la semana.

La vaca con destino a exportación (China), viene trabajando su valor, ya desde la semana pasada, con quitas que en esta oportunidad rondaron el 10% respecto de lo que ya se cotizaban.

El martes 20 de septiembre entraron 5.853 vacunos, el miércoles 21, 6.046 animales, jueves 22; 14 y el viernes 23 del corriente mes se vieron en el MAG 5.894 cabezas de ganado.

En el MAG de Cañuelas, se dieron en la presente semana 17.807 vacunos, mientras que en la anterior hubo 23.033 cabezas. El ingreso de ganado vacuno volvió a retraerse, perdiendo lo poco recuperado durante la semana pasada, en este periodo fueron 5.226 animales menos respecto del inmediato anterior.