Durante el primer encuentro del curso de gestión de Grupo Cencerro, revisamos el caso particular de un productor propietario de un establecimiento agrícola ganadero ubicado en la Provincia de Buenos Aires se interiorizó sobre nuestro trabajo a través de una nota que leyó y nos contactó para comenzar a hacer gestión económica – financiera.

Escuchá la columna de Ezequiel Cruz-Grupo Cencerro- en Agrolink Radio

Caso

Según lo afirmado por él, lo que lo motivó a realizar dicha acción fue la necesidad de incorporar cultura de gestión. Su establecimiento no contaba con procesos claros y la información no era compartida con otras personas que lo ayudarán a guiarse en su negocio, es decir su equipo de trabajo.

Este productor no trabajaba anteriormente con la información necesaria para planificar el
trabajo adecuadamente, ni con el equipo adecuadamente capacitado para traccionar los datos fundamentales para hacer gestión. Las herramientas más relevantes con la que se debe contar para realizar una buena gestión económica – financiera tiene que ver con la utilización de presupuestos, flujos de caja proyectados, tableros de control, entre otras.

El productor nos contó que quería saber “dónde estaba parado” y comenzar a trabajar con una administración más ordenada para tratar de estar al día. Para Grupo Cencerro lo esencial, en primer lugar, fue determinar cada una de las unidades de negocio existentes en el establecimiento, qué herramientas de gestión íbamos a utilizar y qué información quería ver el productor mensualmente. A partir de esto sabríamos qué datos ir a buscar al campo semana a semana.

En segundo lugar, nos tocó evaluar quiénes serían las personas que conformarían el equipo de trabajo. Un ejemplo claro es el del Ingeniero Agrónomo al que se le requirió que comience a sistematizar en órdenes de trabajo todas las labores. Algo clave en todo esto es la implementación del plan de capacitación a cada uno de los miembros del equipo.

Por último, para nosotros el desafío fue llegar al tercer mes con un presupuesto armado que le permitiese a ese productor conocer cuál era la realidad económica financiera de su empresa y así saber dónde estaba parado de cara a sus obligaciones con sus proveedores, clientes, bancos, etc. Es decir, en tres meses nosotros debíamos incorporar al productor y a todo el establecimiento la cultura de gestión.

Lee también: Trigo: los elementos que tenés que conocer para ser más rentable

El resultado

Luego de tres meses de trabajo logramos estandarizar un presupuesto que hoy es la base del Establecimiento La Alianza, en los gráficos que te presentamos a continuación podes observar el planteo agrícola ganadero, márgenes y la rentabilidad proyectada de este productor de la provincia de Buenos Aires.

Si crees que la gestión económica financiera es la clave para cambiar la forma de trabajar en tu empresa agropecuaria, te esperamos el miércoles 21 para compartir la segunda clase del Curso de Gestión 2021 en donde estaremos conversando sobre cómo organizar un equipo de trabajo y fundamentalmente cómo incorporar software de gestión que nos permitan sistematizar la información económica, financiera, productiva y contable para gerenciar de forma eficiente una empresa agropecuaria.

¡Inscribite en el link, es libre y gratuito!