En junio de este año se inauguró el primer equipo que envasa y pasteuriza leche fluida, el mismo fue diseñado por especialistas de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), y del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en la región Pampeana.

La planta cuenta con maquinaria de desarrollo y producción que permite obtener un producto saludable, inocuo y que cumple con los estándares bromatológicos y de calidad, favoreciendo a la comunidad y productores de la zona. Su función es envasar y pasteurizar leche cruda proveniente de tambos familiares productores de la región.

La baja en los costos para el productor y del precio para el consumidor, junto con la pérdida que esto representa en materia de logística, son algunos de los elementos destacados.

Con el fin de fortalecer los lazos institucionales entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y los gobiernos municipales, se visitó la sala donde se encuentra el equipo de ensachetado y pasteurizado, “Lechería Municipal La Histórica”, que lleva adelante el municipio de la ciudad de Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos.

La Estación Experimental Agropecuaria (EEA) de Concepción del Uruguay del INTA trabaja junto a las familias tamberas de la región sobre las buenas prácticas de producción primaria, con el fin de mejorar la producción informal que se realizaba. Entre los beneficios de esta producción, se destaca que se reduce a menos de 20 km los más de 750 kilómetros en un circuito industrial de recorrido de la leche, desde el lugar de ordeñe al consumidor.

Actualmente la leche envasada se comercializa en la feria franca que realiza el municipio. El equipo permite, reducir la cadena de producción, promover el consumo de producción local, y presentar una solución a una demanda de un alimento de primera necesidad.

Lee también: Procens: una alternativa para crear abono y alimento para animales

Sobre el proyecto de la pasteurizadora láctea

La puesta en marcha de la pasteurizadora se concretó en el marco del trabajo entre distintos organismos e instituciones municipales y nacionales, lo cual permitió que a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación se adjudique a la Lechería Municipal “La Histórica”, el único equipo de pasteurización con el que cuenta la provincia. Se trata de uno de los 13 proyectos aprobados y financiados por la cartera nacional en todo el país.

La pasteurizadora fue diseñada como alternativa para la pequeña escala que fortalece las cadenas cortas de agregado de valor con beneficios para productores y consumidores, debido a que un litro de leche comprada en origen cuesta hasta un 40 % más respecto del precio de góndola, en tanto, el productor obtiene un 400% más de rentabilidad que si la vende a la industria.

Asimismo, desde la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia están trabajando en la asistencia técnica a los emprendedores lecheros. Es importante destacar que, con el objetivo de cubrir la demanda de los productores locales, se efectuó la compra de dos bachas de pasteurización complementarias para triplicar el volumen de producción del proyecto inicial.

De esta manera, se obtiene un producto lácteo sano e inocuo, que cumple con los estándares bromatológicos y de calidad que la comunidad necesita. Como parte del proyecto, una porción de la leche ya envasada y pasteurizada se entrega a merenderos de la localidad.

A pesar de que el Código Alimentario Argentino prohíbe la comercialización de leche no pasteurizada para consumo desde 1963, se estima que el 15% del mercado nacional de leche pertenece al sector informal, categoría que comprende a los circuitos cortos de producción y consumo de leche fluida sin pasteurizar. En esta línea, al envasar y pasteurizar la leche ya envasada, con el nuevo mecanismo, que realiza la pasteurización en bolsa, se evita la nueva contaminación después de haber atravesado la pasteurización.