Hay dos marcas que son de las más queridas por los argentinos, sobre todo si se enfrentan dentro de la competición. Pero fuera de las pistas tienen una gran historia también de fidelidad: Ford y Chevrolet. Ambas terminales tuvieron noticias en esta última semana con respecto a la industria automotriz. Ford lanzó oficialmente a la venta a la Bronco Sport. En tanto, desde Brasil llegó el anuncio de que se fabricará la nueva generación de la S10.

Escuchá la columna de Ariel Berra en Agrolink Radio

Desde marzo que Ford tenía en preventa a la Bronco Sport, un SUV 4×4 todoterreno. Es más ya hizo varias entregas de este vehículo. Ser comercializará en dos versiones. Entre ellas se diferencias por la motorización y también el equipamiento. Los precios de ambas opciones son: Big Bend 47.000 dólares y la Wildtrak 56.350. Llegan importadas desde México y tienen garantía de tres años o 100 mil kilómetros.

En cuanto a la motorización de ambas alternativas hay que decir que la Ford Bronco Spor Big Bend viene con un impulsor 1.5 litros turbo que eroga 175 caballos de fuerza y 258 Nm de torque máximo. Por su parte, la Wildtrak cuenta con un naftero 2.0 litros turbo con 240 caballos de potencia y 373 Nm de par máximo.

En las dos versiones el motor está acoplado a una caja automática de ocho velocidades y con sistema de gestión de terrenos, el cual incluye siete modos distintos: Normal, Eco, Deportivo, Lodo, Resbaladizo, Arena y Rocas. Los últimos dos sólo están disponible en la variante Wildtrak.

Además, la versión más alta cuenta con Trail Control. Esta función permite gestionar la velocidad crucero para el manejo off-road a baja velocidad. También, cuenta con levas al volante, tracción 4WD con control vectorial de torque, bloqueo de diferencial central y trasero, despeje del suelo de 223mm y ángulos de ataque y salida superiores a 30°, dos ganchos de rescate delanteros, y capacidad de vadeo de hasta 600mm.

La Bronco Sport Big Bend viene con: Cargador inalámbrico para celulares, Llantas de aleación de 18 pulgadas, Faros antiniebla de Led, Tapizados de tela, Espejos exteriores eléctricos, Tecnología Auto Start-Stop, Sistema Sync con pantalla multitáctil de 8 pulgadas, con GPS, USB, toma de 12 voltios, control por voz y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, Ingreso y arranque sin llave, Freno de mano eléctrico con función auto-hold, Computadora de abordo con pantalla de 4,2 pulgadas, Encendido automático de luces, Limpiaparabrisas delantero con sensor de lluvia y Control de velocidad crucero.

También Asistente Ford Co-Pilot 360: frenado autónomo de emergencia con alerta de colisión frontal y detección de peatones, información de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, mantenimiento de carril con detector de fatiga, encendido automático de luces altas, cámara de marcha atrás y sensores de estacionamiento traseros.

En tanto la Bronco Sport  Wildtrak suma: Bolsillos guardaobjetos en el respaldo de los asientos delanteros y traseros, Techo bitono, Tapizados de cuero, Plazas delanteras calefaccionadas, Asiento del conductor con regulación eléctrica, Espejo retrovisor interior fotocromático y levantavidrios con One Touch para conductor y pasajeros, Manijas de puerta color carrocería, Climatizador bizona, Techo solar, Control de velocidad crucero adaptativo con función Stop & Go y centrado de carril.

También Lector de señales de tránsito, Encendido remoto, Computadora de abordo con pantalla de 6,5 pulgadas, Sistema de audio premium B&O con diez parlantes, Asistente de dirección evasiva, cámara delantera y trasera con visión 180 grados. Además de Nueve airbags: dos frontales, uno de rodilla para el conductor, dos laterales de tórax delanteros, dos laterales de tórax traseros y dos de cortina.

Hay varias alternativas de colores: Blanco Oxford, Gris Cactus, Plata Lunar, Gris Mercurio, Negro Pantera y Marrón Kodiak.  Como opcional, los clientes pueden agregar a sus unidades barras de techo transversales, bandeja superior portacargas, portabicicletas, portakayak, carpa integrada al vehículo, cubrealfombras de goma y tuercas de seguridad.

General Motors prepara en Brasil las inversiones para la llegada de la nueva S10

General Motors hizo el anuncio de una importante inversión para empezar a fabricar en Brasil las nuevas generaciones de la Chevrolet S10 y también la Trailblazer. Ambos modelos se presentaría para el 2023 y vendrían acompañados por una aumento en la producción para abastecer a la región. Obviamente, Argentina está dentro de los planes para recibir tanto a esta pick-up mediana como al SUV.

Lo más paradójico de este anuncio es que no se dio a conocer ni por un comunicado de prensa ni por una reunión con el Gobierno local, sino que fue a través del sindicato de empleados metalúrgicos de la fábrica de Sao Jose dos Campos, donde históricamente se producen estos dos vehículos de Chevrolet para abastecer a los distintos mercados regionales.

“General Motors confirmó que traerá nuevas inversiones para la fábrica de São José dos Campos, en cumplimiento del acuerdo firmado con el Sindicato Metalúrgico en 2019. La confirmación fue realizada en una reunión entre el fabricante y el sindicato, con la previsión de que las inversiones sean completadas en 2023. Según la empresa, hay perspectivas de aumento de producción y de nuevas contrataciones en ese período. Este año ya fueron admitidos 400 trabajadores, pudiendo llegar a 600”, se informó luego de la reunión entre el sindicato y directivos de General Motors.

De esta manera, y publicando la noticia antes que nadie, el sindicato buscó llevar tranquilidad a operarios y afiliados, acerca de una fábrica gremialmente muy conflictiva para GM en el Mercosur. El poder de presión del sindicato fue varias veces mencionado como el motivo por el cual las Chevrolet S10/Trailblazer aún se producen en Brasil, mientras que el resto de las pick-ups medianas del Mercosur se fabrican en Argentina, donde hay una red de proveedores más especializados.

La actual generación de las S10 y Trailblazer fue lanzada en 2012 y ya recibió dos restylings para mantenerla al día. El actual modelo comenzará a despedirse a fin de año, con el lanzamiento de la serie especial Z71.

Vale recordar, que esta no es la única inversión millonaria que se espera en Brasil, ya que el mes pasado General Motors anunció que producirá una nueva camioneta compacta (plataforma monocasco GEM) en São Caetano do Sul, para competir contra modelos como Fiat Toro, Ford Maverick, entre otros. Todavía no hay nada definido, pero podría llamarse Montana.