Un decreto lanzado por el Gobierno «discrimina a las exportaciones agropecuarias»

Según la Mesa de Enlace la resolución es "tan contradictoria que evidencia que las retenciones son un gravamen distorsivo que quita competitividad a las exportaciones" y que el que pierde siempre es el campo.

0
21
Argentina

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) comunicó sobre su postura de un nuevo decreto lanzado por el Gobierno y publicado en el Boletín Oficial, el cual permite descontar retenciones por derechos de exportación a empresas petroleras que exporten productos agroindustriales.

El decreto 722/2021 dicta que «promueve e incentiva la actividad agraria y las economías regionales y motoriza la exportación al permitir la monetización inmediata de un crédito fiscal en la cuantía de sus derechos de exportación, que en esta actividad resultan sustancialmente mayores a los derechos de exportación de hidrocarburos».

Lee también: Carlos Achetoni: «Me duele la Argentina en la que vivimos»

En definitiva, manifiesta que todos aquellos granos que se reciben en operaciones de canje por insumos agropecuarios como gasoil, lubricantes, entre otros, y que luego son exportados estarán exentas de derechos de exportación.

Para CEEA, esta decisión no solo otorga «una ventaja sustancial a las empresas petroleras, en detrimento de las demás empresas agroindustriales, sino que también muestra la incidencia extraordinaria que los derechos de exportación tienen en el proceso de producción y rentabilidad de productores y exportadores«.

exportaciones Comisión de Enlace
Integrantes de la Comisión de Enlace.

Para la Mesa de Enlace, el decreto «discrimina» a las exportaciones agropecuarias. La medida, según ellos, es discrecional e impacta en el trigo, cebada, maíz, sorgo, habas de soja; aceites de soja, girasol, cártamo y algodón; residuos de la molienda y de la extracción del aceite de soja y de grasas o aceites vegetales; pellets de cáscara de soja y semillas de girasol.

En ese sentido, señalaron que la resolución es «tan contradictoria que evidencia que las retenciones son un gravamen distorsivo que quita competitividad a las exportaciones y aliviarlo resulta no ya un incentivo sino el alivio en un desincentivo».

Lee también: Las propuestas de los candidatos a diputados sobre el campo: ¿Subir o bajar las retenciones?

Según la Mesa de Enlacen, el incentivo manifiesto a las empresas petroleras, «rompe toda condición de igualdad con las empresas agroindustriales» que deben exportar en condiciones diferentes y que en definitiva «trasladan ese perjuicio» a los precios que recibe el productor primario.

«Hoy por decisión del Gobierno ganaron las petroleras. ¿Mañana quien será? Lo que es seguro es que puede cambiar quién gana, pero siempre perdemos los mismos«, concluyeron.