En el marco de la campaña de exportación 2021, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, conducido por Julián Dominguez informa que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), inspeccionó y certificó un embarque histórico para la Argentina en cuanto a la capacidad de carga del envío.

El transporte partió con limones, mandarinas, naranjas, peras y nueces, desde el puerto de Campana, en la provincia de Buenos Aires, con destino a la Unión Europea y Federación Rusa, dos de los principales destinos a donde nuestro país exporta fruta fresca cítrica.

La partida exportada estuvo integrada por 6.405 pallets de limones, 4.823 de naranja, 860 de mandarinas, 166 de peras, más un lote con 6 pallets de nuez.

El envío de un buque de estas características constituye un nuevo hito para las exportaciones de fruta fresca cítrica de la Argentina.

Nuestro país produce anualmente alrededor de 3.542.000 toneladas de cítricos frescos y cuatro de cada diez frutas exportadas pertenecen a ese grupo.

De las 364.800 toneladas exportadas en 2020, el 68% corresponde a limón, el 22,5% naranja, 9,2% mandarina y 0,2% pomelo.

Lee también: Una bodega argentina líder en el mundo por tercer año consecutivo

“Gracias a las mejoras que se vienen llevando a cabo en la certificación fitosanitaria en la exportación de cítricos y producto del trabajo conjunto del Senasa con el sector privado y con las provincias, la campaña 2021 se desarrolla con normalidad”, explicó el director nacional de Protección Vegetal del Senasa, Diego Quiroga.

El equipo de profesionales con firma internacional, perteneciente a las oficinas de San Pedro y Zárate, jurisdicción del Centro Regional Buenos Aires Norte del Senasa, realizó la certificación fitosanitaria de los 12.260 pallets, que representó un total de 13.634 toneladas, de fruta fresca cítrica -limones, mandarinas y naranjas- más pera y nuez, que partieron refrigerados en bodega convencional y su complemento de contenedores sobre cubierta.

El presidente de Senasa, Carlos Paz, se mostró satisfecho «por este embarque histórico de cítricos argentinos, ya que es el resultado de la gestión de nuestro gobierno, que busca el desarrollo productivo, fortalecer la industria y agregar valor como un generador de empleo».

En este sentido, el titular del organismo sanitario agregó que «justamente la citricultura tenía muchos problemas y hemos logrado revertir esa situación, potenciando el trabajo conjunto entre el Estado y el sector privado, ya que todos tenemos el mismo objetivo: ver una Argentina que se pone de pie y que agrega valor. Esta exportación es un embarque histórico a la Unión Europea y la Federación de Rusia, especialmente limón producido en el NOA. Estamos convencidos que esto siempre redunda en trabajo para las economías regionales, con Tucumán, como un buen ejemplo. En la última temporada hemos articulado muy fuerte con los productores y las provincias para mejorar la calidad y la sanidad de la fruta cítrica argentina y así accedemos a mercados muy exigentes, como Estados Unidos».