lechería

Los diferentes productos de la lechería misionera se realizan en instalaciones próximas a la zona productora, todas de orden asociativo o cooperativo, en un proceso que ha ido mejorando en calidad y variedad según cada una de las zonas con diferentes grados de desarrollo pero siempre con integración al interior de su cadena productiva. A su vez, el conjunto de los productos lácteos se comercializan en la región lo que contribuyó a disminuir el déficit lácteo de la provincia con precios y valores competitivos en el mercado local, promoviendo la seguridad alimentaria.

Con los años, la producción lechera se fue desarrollando y consolidando como actividad productiva y económica de trascendencia para las familias agrarias. Actualmente, existen alrededor de 13 organizaciones que producen lácteos en Misiones, algunas con mayor capacidad industrial pero todas en expansión y desarrollo. A grandes rasgos, Misiones tiene dos grandes cuencas, la del Alto Uruguay y la del Nordeste. En tanto que la zona Centro/Sur comenzó a dar pasos firmes en los últimos años.

La Cuenca Lechera del Alto Uruguay logra producir unos 15.000 litros de leche diarios y cuenta con 5 salas de elaboración para la industrialización en origen. Según los registros del Ministerio del Agro, las industrias del Alto Uruguay llegan a elaborar 41.772 Kg mensuales de diferentes tipos de quesos y ricota. Allí se producen diferentes variedades de quesos, como ser barra, cremoso, mozzarella, holanda, saborizado, sardo, ricota y uno de los productos más requeridos: yogur.

En el Nordeste misionero, en los departamentos de San Pedro y Belgrano, también logró conformarse una cuenca lechera que tiene grandes potencialidades. Del mismo modo, las familias agrícolas de estos municipios tienen entre sus prácticas tradicionales el ordeñe y la producción de quesos para autoconsumo.

En relación a los desafíos para la producción láctea provincial se busca lograr una mayor eficiencia y competitividad incrementando los índices productivos de litros de leche por vaca apoyados en la genética; consolidar al sector para poder abastecer en mayor medida la demanda provincial de productos lácteos; promover una mayor diversificación de la producción a nivel industrial; alcanzar el status sanitario de libre de brucelosis y tuberculosis en todo el sector; posicionar al Centro Genético como herramienta fundamental de difusión de conocimiento e innovación tecnológica, prestando también servicios de laboratorio para el diagnóstico de enfermedades infecciosas y parasitarias y sistematizar las unidades productivas para generar un manejo sustentable de los recursos naturales relacionados con proyectos de utilización de los recursos hídricos y así lograr una planificación forrajera sostenible fortaleciendo la nutrición animal.

Desde el Ministerio del Agro y la Producción se viene impulsando la organización de estas cuencas con la Mesa Lechera Provincial donde se traza el camino y se exponen las necesidades del sector para la definición de políticas públicas.