CASAFE tomate

En los últimos días en las redes sociales de Greenpeace salió una campaña llamada #TomateChallenge en el que el pastelero y chef, Damián Betular, pone a prueba el sabor del tomate.  Él indicó que los tomates que habitualmente llegan a los hogares tienen «un gusto insípido y a agua». Sin embargo, la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE) salió a responder porque no todos los tomates saben igual.

En un video, CASAFE explica la «verdad del tomate«. El gusto variante del tomate, según la entidad, se debe a cinco factores: el tiempo; la variedad; la exposición en el sol; el suelo y la polinización. El el primer factor sobre el tiempo desde CASAFE indican que mientras más tiempo estén en la planta, más azucares obtendrán y por ende su sabor aumentará. En segundo lugar, existen más de 100 tipos de tomates cuyo sabor variará dependiendo que tipo es -los más reconocidos son los cherrys, perita y el redondo-.

Lee también: CFK contra el campo: «Tenemos un geriátrico en lugar de producción vacuna»

El factor número tres el la exposición al sol, pero los tomates van a variar de sabor si su producción es en un invernadero o en el campo a cielo abierto. La riqueza de nutrientes del suelo entra como un cuarto factor y por último, la polinización intervenida por los abejorros.

La producción del tomate según CASAFE

Greenpeace expuso en sus redes sociales que no todos los tomates son iguales. Según el video explicativo de CASAFE, existen tres tipos de producción de tomate: el convencional, orgánico y el agroecológico, pero ¿Cuáles son sus diferencias?

Cada uno de ellos tiene diversas características y potencialidades, pero son todos complementarios. En todos los tipos de producción se utilizan productos fitosanitarios que permiten producir a gran escala y cuidan a los alimentos de enfermedades que puedan afectarlos.

«Están expuestos a herbicidas y otros procesos que degradan sus propiedades y su sabor», indicaron desde la ONG en relación a los fitosanitarios, si bien CASAFE indicó que la sanidad y seguridad de los alimentos se determina por las prácticas con las que se trabaja y no por el tipo de producción utilizado.

Lee también: El Senasa decomisó más de 5 toneladas de carne bovina en mal estado

Todo dicho proceso está regulado y controlado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), que aprueba los productos que se utilizan, y los organismos de bromatología que controlan el alimento en el mercado. Además, de los controles privados de las grandes cadenas de comercialización como supermercados.

La respuesta de los productores

Mariela Pletsch, Coordinadora región NEA en Casafe le confesó a Agrofy News: «Esta es la verdad del tomate. La que viví en la huerta de mis padres, la que aprendí como estudiante e Ingeniera Agrónoma. Elegí el tomate que más te guste, pero que siempre sea con buenas prácticas agrícolas. Producir responsablemente genera alimentos sanos y ricos», concluye.

Por otra parte, Enrique Bessone, productor agropecuario, le propuso una idea a Greenpeace, él le guarda todas las semillas de variedades de tomate que produjo en invierno en su invernadero casero y se las envía para que la ONG la produzca.